Ramón Barea estrena ’Emma’ en el Arriaga, una obra sobre la vida de «la mujer más peligrosa de América»

Teatro. Emma Goldman, entra en escena una rebelde

«Requiere menos esfuerzo intelectual el condenar que el pensar». Esta frase de Emma Goldman retrata a la perfección su carácter. Una mujer activista que se adelantó a su tiempo y luchó por los derechos de las mujeres y los trabajadores desde finales del siglo XIX y principios del XX. Revolucionaria, feminista. Su lucha abarcaba todos los frentes. Se posicionaba en contra de la guerra al mismo tiempo que defendía el amor libre. Una experiencia vital apasionante que el director bilbaíno Ramón Barea revisa en la obra ’Emma, la mujer más peligrosa de América’, una de las cinco producciones propias que el Teatro Arriaga ha preparado para esta temporada y que estrena el jueves.


La vida de esta anarquista la descubrió en un libro el historiador y ensayista estadounidense Howard Zinn, quien opina «que el poder se pone nervioso cuando se consigue la complicidad y la sonrisa del espectador», explicó Barea. Con ’Emma’, Zinn quiso recuperar la figura de una mujer que acabó expulsada de Estados Unidos y vivió exiliada en Europa y Canadá por expresar en alto sus pensamientos y defenderlos a ultranza. Elementos de época

Esta historia ha cosechado grandes éxitos en algunas de las ciudades más importantes del mundo. Pero por primera vez se hace una versión en castellano de la mano de Barea, el Arriaga bilbaíno y la tinerfeña Toni Acosta, que interpreta a la pasional Emma Goldman. Junto a ella, actores muy conocidos por el público vasco como Karra Elejalde, Gurutze Beitia o Aitor Mazo, que alternan varios personajes en las 20 escenas que componen la obra.

La escenografía, a cargo de José Ibarrola, sólo incluye un elemento de modernidad: un espacio industrial. «El vestuario es de época. Se han mantenido hasta los corsés. Y se complementa con reposiciones de cine mudo y documentales de aquellos años. Es decir, que no se hacen guiños a la actualidad. Aunque es cierto que muchas luchas y guerras se parecen a las de hoy», razonó el director bilbaíno.

En esta producción no se habla de una heroína, sino de un ser humano que peleaba por sus ideales, pero tras el que se escondían muchas contradicciones. Emma Goldman, judía nacida en Lituania, emigró a Nueva York con 16 años en busca de un mundo más libre, pero se encontró con un proceso de industrialización salvaje. Vivió el ajusticiamiento de los anarquistas y presenció con ilusión la revolución rusa, que después criticó cuando giró hacia la burguesía.

El montaje muestra el activismo político y la personalidad de Goldman desde su adolescencia hasta los 40 años. La obra termina cuando la expulsan de EE UU al calificarla el que fuera fundador del FBI, J. Edgar Hoover, como «la mujer más peligrosa de América» cuando la investigaba como policía para la Fiscalía de Nueva York.

«Es una pieza de teatro político desde la perspectiva más humana y contradictoria. Está pensada para que el público se posicione. Se dirige a la inteligencia del espectador», adelantó Barea. Goldman fue considerada durante más de treinta años un enemigo público por utilizar un arma peligrosa, que está a mano de todo ser humano: la razón.

http://www.elcorreodigital.com


Una anarquista sube a las tablas

Toni Acosta encarna a la protagonista de ’Emma, la mujer más peligrosa de América’ - Ramón Barea dirige la producción del Teatro Arriaga

EVA LARRAURI - EL PAIS | Bilbao - 10/03/2009

La actriz Irene Bau interpreta a tres personajes en la obra Emma, la mujer más peligrosa de América, pero aún así ha tenido tiempo para grabar con su cámara de vídeo los ensayos y la convivencia del equipo, dirigido por Ramón Barea, que estrenará el montaje el próximo jueves en el Teatro Arriaga. A través del blog colgado en Internet se puede ver a la actriz Toni Acosta encarnando a la protagonista y, a su alrededor, a los actores Gurutze Beitia, Aitor Mazo o Karra Elejalde siguiendo las indicaciones de Barea, mientras suena la música que interpretará en directo el pianista Andoni Sampil.

Emma, la única obra de teatro que el Arriaga produce esta temporada, será la primera versión en castellano de la obra del dramaturgo, historiador y ensayista Howard Zinn, inspirada en el personaje histórico de la anarquista Emma Goldman.

¿Qué hizo Emma para que fuera considerada la mujer más peligrosa de América? Barea explica que fue una luchadora con el arma de la palabra, apasionada y sensible, que se adelantó a su tiempo. Nacida en Lituania en 1869, en el seno de una familia judía, emigró a Estados Unidos con 16 años. Su trabajo en una fábrica textil le empujó a sumarse al movimiento anarquista libertario y defendió los derechos de la mujer y el amor libre. Sus estancias en la cárcel no le hicieron claudicar. Su activismo político acabó costándole la expulsión de los Estados Unidos en 1919. Vivió después en Europa, fue crítica con el desarrollo de la Revolución Rusa y murió en Canadá a los 71 años.

"Zinn ha sabido ir al corazón de los conflictos de Emma, superando el transfondo histórico", explica Barea. "No hace de ella una heroína, sino una mujer comprometida y quebradiza". En la obra de Zinn, Barea encontró un teatro con carga política, capaz de ser al mismo tiempo crítico y divertido, dice, con referencias "a Brecht y a Chaplin" y que permite abordar conflictos

Toni Acosta (Tenerife, 1972) lleva el peso de la representación en las 20 escenas que componen la obra. Sus compañeros de reparto interpretan a varios personajes para poder recorrer junto a ella casi 35 años de su vida, desde su llegada a Estados Unidos hasta su expulsión del país. Barea presenta a la Emma que encarna Acosta como una mujer dispuesta a cambiar la sociedad sin perder la alegría, en una obra con visos de tragedia, pero también con un toque de drama romántico, en la que se habla de reivindicaciones políticas pero también de sentimientos. La escenografía, diseñada por José Ibarrola, representa una austera nave industrial en la que los actores se mueven con vestuario de la época.

<:info_portfolio:>

Documentos adjuntos