Biofrafía

Antonio Calzada Díaz


Flor Calzada Rodríguez

Mi padre, Antonio Calzada Díaz, nació en La Campana, Sevilla, el 11 de Diciembre de 1916 ; hijo de Antonio y Dolores. A corta edad, por problemas de manutención en la familia, que tenía 5 hijos, deciden llevarlo a vivir con una tía a Nerva, provincia de Huelva. Empieza a trabajar desde muy joven como camarero en el Casino de la localidad de Nerva y también desde muy joven es consciente de la necesidad de la organización para defenderse contra la explotación, en la mina o en cualquier otro trabajo ; Se afilia al sindicato anarquista CNT y ocupa el cargo de vicesecretario. Es detenido por primera vez en 1932, a la edad de 16 años, y por segunda vez en 1934 por sus ideas políticas, quedando fichado.

Tras el alzamiento militar del 18 de Julio de 1936 participa en los comités de defensa organizados por sindicatos y partidos políticos para defender a la República contra el Fascismo durante los “días rojos”. Nerva, como tantos otros pueblos de la cuenca minera Onubense, resiste el avance fascista y no acatan la orden de rendición, hasta que ante la inminente llegada de las tropas nacionales, se rinde.

Mi padre, con muchos compañeros, por miedo a la represión huye ; se entrega en Febrero de 1937 y lo juzgan en Nerva el 24 de Mayo del mismo año junto a nueve compañeros ; Domingo Cerrato Vázquez, Julián García Rodríguez, Francisco López Moya, Nicasio Martín Marín, Manuel Morales Lancha, José María Pérez García, Manuel Rodríguez Murto, Eloy Romero Navarro y mi padre, Antonio Calzada Díaz.

Mi padre es juzgado por delito de rebelión militar y condenado a muerte. Durante el juicio algunos testigos dicen que Antonio Calzada Díaz era vicesecretario de la CNT, conocido hombre de acción muy peligroso y que formó parte de un “comité revolucionario ilegal”. Alzado en armas participó en la quema del Casino de Nerva y el asalto a casas de familias “honorables” de Nerva por su antimarxismo.

El 12 de Junio de 1937 a través de un escrito se le conmuta la pena de muerte a la de 30 años de condena ; El 19 de agosto de 1937 lo trasladan al penal del Puerto de Santa Maria, Cádiz. El 2 de Agosto de 1938 lo vuelven a trasladar, ahora al penal del Dueso, Santoña, Santander, donde permanece en prisión hasta el 30 de Enero de 1944, año en el que sale en libertad condicional.

Tras volver a Nerva, se casa con mi madre, a la que conocía de antes de la Guerra pues había sido compañero de militancia de los hermanos de esta. Uno de ellos fusilado, otro muerto en el frente.

Desterrado de Nerva, se marchan al pueblo natal de mi padre, La Campana, Sevilla, donde nacemos yo y mis dos hermanos. A mi padre no se le permitía salir del pueblo sin permiso de la Guardia Civil, salvoconducto que necesito cuando emigró a Barcelona en 1964. Allí siguió controlado por las autoridades Franquistas apareciendo por casa la Guardia Civil para un control incluso después de muerto.

Murió con 50 años y está enterrado en el cementerio Municipal de Hospitalet del Llobregat, Barcelona.

Me gustaría que con este escrito, su nombre y su lucha, junto a la de miles de hombres y mujeres que dieron lo mejor que tenían, defendieron con sus vidas sus derechos y la legitimidad de lo elegido en las urnas, queden siempre vivos en la MEMORIA.

PDF - 70.6 ko

<:info_portfolio:>

Documents joints