Represaliado por defender sus ideales

Biografías : Francisco Roales Gandul


Félix J. Montero Gómez

El 7 de febrero de 1938 fue capturado por el ejército rebelde en Sierra Palomera, en la provincia de Teruel, el alcalareño Francisco Roales Gandul, que era cabo de la primera compañía del segundo batallón de la 61 brigada del ejército republicano.

Traicionado por las personas personas « de reconocida solvencia » que el comandante eligió para que declararan sobre la actuación de Francisco Roales.

La sentencia consideró que Francisco Roales Gandul había cometido un delito de rebelión militar, por haber participado « en una subversión armada contra el Estado Nacional », mandada en parte por militares, con partidas armadas superiores en número a diez individuos que hostilizaron a las fuerzas del ejército después de la declaración del estado de guerra ; y por haber formado parte « de lo que se pudiera llamar ejército regular de los marxistas ».

Finalmente, considerando no comprobada su participación en delitos de sangre ni que fuera un sujeto de extrema peligrosidad ni que tuviese la condición de inductor o dirigente de la rebelión, se condenó a Francisco Roales a la pena de reclusión perpetua.

El 28 de junio de 1943 le fue conmutada dicha pena por la de doce años y un día de reclusión ; y el 1 de octubre siguiente, cuando se encontraba sufriendo condena en la primera agrupación de las colonias penitenciarias militarizadas, en la finca de la Corchuela de Dos Hermanas, Francisco Roales Gandul fue puesto en prisión atenuada en su domicilio de Alcalá.

PDF - 63.5 ko

<:info_portfolio:>

Documents joints