cabecera  

- Memoria Libertaria

noticias memoria


llama
MEMORIA LIBERTARIA

 

Una exposición rinde homenaje a la cultura que burló al franquismo
“Ruedo Ibérico” reúne libros y cuadernos que entraron en España desde París usando las vías del contrabando.

Una exposición inaugurada ayer en Valladolid recoge los cuadernos y libros editados por la editorial Ruedo Ibérico que tuvieron que entrar en España de forma clandestina durante la dictadura franquista para «remover la condición intelectual española que por entonces tenía un horizonte muy limitado». Así lo explicó el historiador, cofundador de la editorial y comisario de la muestra, Nicolás Sánchez-Albornoz, quien recordó cómo fueron los inicios, allá por los años sesenta, de ese grupo de jóvenes españoles residentes en París que hicieron que «esos libros se leyeran en España» y crearon «un clima de reflexión y pensamiento muy distinto a la quietud que había prevalecido hasta entonces».


Una exposición inaugurada ayer en Valladolid recoge los cuadernos y libros editados por la editorial Ruedo Ibérico que tuvieron que entrar en España de forma clandestina durante la dictadura franquista para «remover la condición intelectual española que por entonces tenía un horizonte muy limitado». Así lo explicó el historiador, cofundador de la editorial y comisario de la muestra, Nicolás Sánchez-Albornoz, quien recordó cómo fueron los inicios, allá por los años sesenta, de ese grupo de jóvenes españoles residentes en París que hicieron que «esos libros se leyeran en España» y crearon «un clima de reflexión y pensamiento muy distinto a la quietud que había prevalecido hasta entonces».

“Ruedo Ibérico. Un desafío intelectual” es el título de la exposición organizada por la Residencia de Estudiantes. El comisario recordó en la presentación las «dificultades» que encontraron para conseguir que los textos, firmados por Juan Goytisolo, Jorge Semprún, Fernando Claudin, Juan Martínez Alier, Joaquín Leguina y Narcis Serna entraran en España procedentes de París, gracias al «ingenio español para burlar las circunstancias», informa Efe.

«Los libros entraban de contrabando en España e incluso algunos llegaban de mano de los ferroviarios», indicó Sánchez-Albornoz, quien subrayó que «los libros estaban escritos por españoles y destinados a los españoles, sin perjuicio de los españoles en el exilio».

La editorial Ruedo Ibérico tuvo gran influencia en la edición española no sólo por los contenidos que publicaba de tendencia antifranquista, sino por la renovación que supuso en la presentación gráfica de los libros. El origen

La muestra, que se podrá ver hasta el 11 de noviembre en la sala municipal de exposiciones de la Casa Revilla en Valladolid, recoge libros, cuadernos, documentos y grabados «perseguidos» en la época franquista.

Asimismo, la exposición muestra dos aparatos en los que se pueden ver dos vídeos que recogen la colección completa de la revista “Ruedo Ibérico” y un reportaje sobre los orígenes de la editorial relatado por los participantes y fundadores de la misma. Esta colección ha recorrido otras ciudades españolas y europeas como A Coruña, Valencia, Lyon y Amsterdam donde se encuentra la sede del archivo de Ruedo Ibérico.

LA EXPOSICIÓN Título: “Ruedo Ibérico. Un desafío intelectual”.

Sala: Casa Revilla (c/Torrecilla,5).

Fechas: Hasta el 11 de noviembre.

Horarios: martes a domingo de 12 a 14 horas y de 18.30 a 21.30.

ELNORTEDECASTILLA.ES / 11.10.07 -

 

 

Portafolio






pie