cabecera  

- Memoria Libertaria

noticias memoria


llama
Jornadas Revolución Libertaria en Madrid

 

Día 19: La segunda jornada sobre la Revolución Libertaria en el Ateneo de Madrid trató la historia y la vigencia de “La Pedagogía Libertaria”
Alrededor de las siete y cuarto de la tarde comenzaba la sesión de este segundo día de las Jornadas sobre la Revolución Libertaria en el Ateneo de Madrid. Hoy tocaba el tema de “La Pedagogía Libertaria”, y para introducirlo y presentar a los ponentes contábamos de nuevo con el inestimable y preciso verbo de Rafael Cid, que en su intervención inicial definió certeramente la pedagogía libertaria como “la semilla que hizo posible que, dos generaciones después, gente sencilla (obreros, amas de casa…) construyera un país en la devastación, tuviera un comportamiento solidario y combatiera y derrotara al primer alzamiento”. En definitiva, la pedagogía libertaria “construye personas libres”.

El primero de los ponentes era Víctor Juan Borroy, profesor de la Facultad de Ciencias Humanas y de la Educación de Huesca, que vino a hablarnos acerca de la trayectoria vital y pedagógica de Félix Carrasquer (1905-1993), libertario aragonés y, sin duda, uno de esos “hombres y mujeres ejemplares” que encontramos con frecuencia leyendo la historia de la CNT del primer tercio del siglo XX. Autodidacto, sólo fue dos días a la escuela. Lector infatigable (en sus propias palabras: “No hice otra cosa que devorar libros y soñar”), Carrasquer “encarna unos valores y un compromiso con la educación que deberíamos recuperar”.

Carrasquer siempre defendió que sin una sólida educación, la revolución será difícil. Llevó a cabo al menos dos proyectos educativos: la escuela Eliseo Reclús (Barcelona, 1935), y la Escuela de Militantes Libertarios (Monzón, 1937. Destinada a formar a los cuadros responsables de las colectividades). Sus proyectos pedagógicos se basaron sobre todo en el concepto de la autogestión, la libertad y la igualdad entre profesores y alumnos. Entre sus ideas-fuerza sobre educación libertaria, podemos destacar que la educación es inseparable de la revolución y que tiene que ser en libertad y para la libertad, que la educación debe desarrollar al hombre integralmente, que debe promover lo específico de cada persona y que la acción de la educación no debe reducirse a la infancia.

El siguiente ponente fue José Antonio Nieto, monitor de la Escuela Popular de La Prosperidad (“La Prospe”), que cuenta ya 33 años de existencia (fue fundada en 1973). Nieto se presentó como un “dinosaurio impostor”: dinosaurio por su antigüedad en “La Prospe”, e impostor porque, según él, su conocimiento de la pedagogía es “fragmentario y rudimentario”. Declaró que lo que nos iba a contar provenía únicamente de su experiencia en la escuela. El proyecto pedagógico y social de “La Prospe” es un proyecto cooperativo, con la gente del barrio madrileño de La Prosperidad implicada en él, y también con la colaboración de gente de otros barrios. De “La Prospe” hay que destacar su independencia y que ninguna de las personas que participan cobra un sueldo. Al revés: todos aportan una cuota, excepto los parados. Nieto definió en su intervención la escuela como una “cooperativa de cultura popular”, cuyo objetivo es la transformación de la sociedad. El funcionamiento de “La Prospe” reposa en el asamblearismo y su proyecto docente pretende conseguir que los alumnos adquieran unos conocimientos que les permitan “defenderse” en la vida, fomentando la solidaridad y el espíritu crítico, con una metodología basada en la participación, la autoevaluación, el trabajo en grupo y diluyendo la separación monitor-alumno.

La Escuela Popular de Prosperidad ha obtenido un reconocimiento institucional por parte del Ministerio de Educación, como Centro de Formación de Adultos, además de haber recibido numerosos premios. Pese a este reconocimiento, en 1991, el Ayuntamiento (del Partido Popular) y el Arzobispado pretendieron cerrar la escuela. “La Prospe” se defendió con uñas y dientes, consiguiendo su objetivo de continuar en el barrio (pasando de la calle General Zabala a la calle Luis Cabrera) y abriéndose aun más al barrio y a los movimientos sociales. Su proyecto más importante desde entonces ha sido la creación de los GAC (Grupos de Apoyo Colectivo), creados desde la base de que el conocimiento debe utilizarse para la acción y la acción debe servir para el conocimiento.

Cerró el ciclo de ponencias Ilia Galán, profesor e investigador de la Universidad Carlos III que, partiendo de un ejemplo de los merovingios (éstos elegían a los obispos pero, al poco tiempo, como éstos últimos tenían el control de la cultura, fueron los obispos los que acabaron eligiendo a los reyes), subrayó la importancia de la cultura y el conocimiento (dos conceptos clave dentro del pensamiento libertario). El profesor Galán continuó su intervención denunciando la destrucción del sistema educativo público a la que estamos asistiendo. Con la transición y la llegada de la democracia, el sistema educativo se convierte en un sistema de adoctrinamiento, con una disolución de lo cultural en la enseñanza media, que tiene como resultado que la juventud sea más conformista y consumista que nunca y que, además, tampoco aprenda demasiado. El profesor Galán descartó la excusa económica afirmando que nunca ha habido tanto dinero en la educación como ahora. Además, se han sucedido varios partidos en el poder y no ha habido cambios. Continuó denunciando que la universidad es hoy un “sistema feudal” donde los méritos no cuentan, así como la dificultad de investigar. Cerró su ponencia reivindicando que se den las posibilidades para que todos puedan acceder efectivamente al saber, ya que “cuanto más sepamos, menos nos podrán engañar”.

Siguió a las ponencias un animado turno de preguntas entre el público asistente, lo que dio pie a que Rafael Cid, en sus palabras finales, considerase probada la vigencia de la Pedagogía Libertaria, puesto que nos habíamos reunido varios expertos en la mesa y un público numeroso, más de 150 personas, en el patio de butacas y esto había fructificado en un interesante debate.


Habla Vicente Juan Borroy


Habla Ilia Galán


Habla José Antonio Nieto


PDF - 1.1 MB

Descarga del facsimil de la portada y contraportada de Solidaridad Obrera del 19 de septiembre de 1936


Imágenes : David Fernández


Textos: Roberto Blanco


Portafolio






pie