El director Joseph Gordillo se vale del asesinato de su abuelo para filmar un retrato colectivo sobre la amnesia y la historia. Vea algunos FRAGMENTOS de la cinta

El Valle de Abdalajís acoge con gran expectación el estreno en España de ‘El muro de los olvidados’, exitoso documental francés sobre ejecuciones y represalias del franquismo en el pueblo

El director Joseph Gordillo reconoce a EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com que se siente “nervioso y con miedo” ante el estreno este fin de semana de ‘Le Mur des Oublies’ (‘El Muro de los Olvidados) en el Valle de Abdalajís. La película, que en Francia está cosechando un gran éxito, bucea en la memoria colectiva de este pequeño municipio del interior de la provincia de Málaga y recoge los testimonios de sus habitantes sobre los años de plomo de la dictadura franquista.


JOSEPH Gordillo nació en Metz, al noreste de Francia. Hijo de emigrantes españoles, sus padres eran oriundos del municipio malagueño del Valle de Abdalajís. Gordillo siempre se sintió atraído por el retrato de un viejo, su abuelo, del que su padre le dijo que murió en la guerra. “Yo en aquellos momentos creía que hablaba de la guerra de Francia, de la Segunda Guerra Mundial. El de mi abuelo fue durante años un tema tabú en mi familia, sólo cuando fui creciendo supe que se trataba de la Guerra Civil española y finalmente me enteré de lo que realmente pasó con mi abuelo”.

SU abuelo fue un combatiente leal a la República que tras el fin de la contienda huyó a los montes junto a los maquis. En 1946, cuando visitaba el Valle de Abdalajís, la Guardia Civil lo apresó y lo mató. De eso va ‘Le Mur des Oublies’ (‘El muro de los olvidados’). “Aunque en cierto modo es inevitable que hable de mi familia, creo que lo que cuenta el documental es extensible a otros pueblos de España”, explica el director franco-español, que actualmente trabaja para la cadena de televisión ‘Arts’.

ESTRENADO hace poco más de un mes en Francia donde ha tenido una muy buena aceptación del público y de la crítica, la cinta comienza ahora una gira europea que la llevará a Ginebra, Estrasburgo, varias ciudades alemanas y suizas y al sur de Francia, a Toulouse, donde hay una gran comunidad española. Sin embargo, Gordillo reconoce que el estreno en el Valle le emociona especialmente. “Estoy nervioso y tengo miedo. Es una película que por una parte está pensada para el público francés pero para mí es muy pero que muy importante cómo van a reaccionar los vecinos del pueblo porque al fin y al cabo he hecho esto para que se sepa esta historia, que a mí me ha obsesionado toda mi vida”.

EL OBSERVADOR

<:info_portfolio:>

Documents joints